Tus tacones

El eco del sonido de tus tacones
retumban en mi memoria
de no sé qué tiempo
en que era augurio o presagio.

Las pisadas precisas en las escaleras
uno, dos, tres, cuatro,
tres pasos seguidos,
y nuevamente cinco, seis, siete.

Es el ritmo en que marcas el compás
del corazón que salir se quiere
a recibirte contento de que llegas
o enojarse y reclamar el abandono.

No sé de qué tiempo de mi infancia
tus tacones resuenan en mi memoria
pero sé que llegando estás a casa
y cada noche es un alivio de niño
aunque no te hable la noche entera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: